• English
  • Español
  • Italiano
RESERVA YA
Llegada Noches Habitaciones Huespedes  

LEER OPINIONES
PIAZZA VENEZIA

Piazza Venezia debe su aspecto actual a la reestructuración realizada entre el 1885 y el 1911 que llevó a la demolición de numerosos edificios a fin de realizar el monumento a Vittorio Emanuele II. Anteriormente angosta y bella, después de la edificación del Vittoriano ancha y monumental.

En sus orígenes era llamada “Piazza di San Marco” o “della Conca di San Marco” por la gran taza descubierta en la Termas de Caracalla, puesta como fuente al frente de la Basílica de San Marco. La denominación de la plaza deriva del palacio construido por orden del Cardenal Pietro Barbo.

En el 1560 Papa Pío IV lo donó a la República de Venecia la que hace funcionar allí su Embajada y desde entonces se llamó Palazzo Venezia, dando el nombre a la homónima plaza.

El palacio fue ampliado en el 1467 por arquitectos de primer nivel y fue siempre, en el transcurso de los siglos, una morada de prestigio: sede de papas, embajada de la República de Venecia y después de la caída de Napoleón, que causó la pasada de Venecia a Austria, propiedad de los Asburgo.

Volverá a ser italiana sólo después de la primera guerra mundial en el 1916, para convertirse luego en sede del gobierno fascista, memorable por las arengas que el caudillo entonaba frente al pueblo italiano. Un discurso a parte merece el Vittoriano, creado para celebrar el alcance de la unidad nacional y destinado a convertirse en el altar de las ceremonias de Estado.

El edificio fue ideado por Giuseppe Sacconi en el 1878, iniciado en el 1885 y finalizado, luego de la muerte del proyectista en el 1911, por Gaetano Koch, Manfredo Manfredi y Pio Piacentini.

En el 1921 el palacio sufre una remodelación, seguido de la sepultura del Soldado desconocido, un soldado italiano muerto durante el primer conflicto mundial del cual no se conoce la identidad.

Desde aquel momento, a los ojos de todos, el monumento será levantado como una representación del Altar de la Patria. Subiendo una escalinata se accede a la primera terraza al centro, desde la cual, custodiada por un edículo, se puede admirar la estatua de la Diosa Roma, bajo la que reposa el soldado desconocido. A los lados de ésta se pueden encontrar dos bajo relieves, el Trionfo dell’Amor Patrio (Triunfo del Amor Patrio) y el Trionfo del Lavoro (Triunfo del Trabajo). Dos escalas laterales conducen a la estatua de bronce de Vittorio Emanuele II, levantada sobre una base donde son representadas las principales ciudades italianas. En lo alto hay un pórtico con 16 columnas, que junto a otras tantas estatuas, representan las regiones de Italia, mientras lateralmente, cerrando la estructura, se encuentran dos cuadrigas de bronce, Unidad a la izquierda y Libertad a la derecha. Se recuerda que el Vittoriano cuenta también con el Museo del Risorgimento y un espacio expositivo donde se desarrollan muestras de relevancia internacional. Además, subiendo a la terraza delle Quadrighe se puede gozar de una vista impresionante de Roma, saboreando la ciudad eterna desde el cielo.

 

CONTACTOS
Teléfono +39 06 6792358
Fax +39 06 6783862
Email reception@hoteltraiano.it

Eventi

Keys to Rome
"Roma, Sarajevo, Amsterdam, Alejandría: todo imperio celebra Augustus "Una exposición con ocasión de los dos mil años de su...
Michelangelo
"1564. | 2014 - Michelangelo. Reúnase con un artista universal" Para el 450 aniversario de la muerte del gran Michelangelo...

Ofertas Exclusivas

Promociones

Descubra todas las promociones dedicadas